¿Aún debe usted mas del 50% de la hipoteca de su casa y tiene mas de 60 años de edad?

Vivienda como herencia

Durante estos últimos años son cada vez más el número de personas mayores de 60 años de edad que por razones de necesidad financiera aún deben la mitad o más de la mitad de la hipoteca de su casa. Las razones por la cuales muchas personas se encuentran en esta situación son diversas, sin embargo lo que es común, es que muchas quisieran poder transferir el título de su casa a sus hijos o nietos libre de deuda después de haber partido de este mundo.

La realidad es que durante esta faceta de nuestras vidas, donde estamos entrando al período  de retiro ó podemos llamarlo también como el período donde las entradas económicas de la mayoría de las personas se reducen, lo cual obviamente es producto muchas veces de una mala planificación financiera ó una mala jugarreta de la vida.  Hoy vamos a revisar como puede usted asegurar que la deuda de su propiedad sea cancelada en su totalidad al momento de su muerte sin necesidad que durante su vida el pagar por este beneficio le cueste la vida.

En el mundo de los servicios financieros y seguros existe un tipo de póliza que se denomina “El Segundo al Morir” ó como les dicen en Ingles “Second to Die”, como funcionan estas pólizas y porqué usted debe considerarlas. Estas pólizas aseguran técnicamente a dos personas por el precio de una, y basan el monto correspondiente a pagar usando la clasificación de la persona que tenga la mejor salud de los dos. Veamos un ejemplo;

José tiene 69 años y Teresa 65 años, tienen una casa valorada en $475,000 pero aún deben $220,000., ellos saben perfectamente que no van a vivir para ver esa deuda cancelada, sin embargo desean que la casa les quede a sus dos hijos libre de deuda como herencia. Ellos pueden contratar una póliza para ambos con una cobertura de $220,000 que pagará esa cantidad al morir el segundo, en otras palabras digamos que José muere primero, no pasa nada, pero cuando muera Teresa la compañía pagará los $220,000., recuerde, puede también suceder lo inverso, primero muere Teresa, no pasa nada, pero cuando muere José la compañía pagará a sus hijos ó quienes sean los beneficiarios de la póliza y estos a su ves podrán cancelar la deuda de la propiedad. Una de las ventaja de este tipo de pólizas es que les permite a José y Teresa estar asegurados pagando una mensualidad que este acorde a su bolsillo para que no les afecte su presupuesto familiar, lo cual sería quizá imposible para ellos de adquirir si tuviesen que contratar una póliza individual cada uno.

Recuerde que el obtener la adecuada asesoría profesional antes de decidir que tipo de póliza pudiese ser la más conveniente para usted es sumamente importante, ya que existen muchas variantes sobre las cuales únicamente un asesor en seguros independiente especializado en seguros de vida podrá ayudarle.

En “Educate y Prospera” podemos orientarle si usted o alguna persona que conozca tenga un caso similar a este. Mándenos un email a info@educateyprospera.com, le ofreceremos un análisis sin costo.

Recuerde contactarnos al (909)450-0757 si tiene dudas o preguntas sobre este tema. Visite nuestro sitio de internet www.educateyprospera.com y regalanos un “Like” en nuestra página de Facebook: “Edúcate y Prospera”

Tags

Deja un comentario

Your email address will not be published.

top