¿Cómo Hablar de Dinero con mis hijos?

Hijos

A veces nos resulta complejo ayudar a nuestros hijos a entender lo que cuesta generar dinero, por eso las interminables discusiones del “¿por qué no te puedo comprar esto o aquello?” parecen nunca terminar, en especial cuando los hijos son adolescentes.

He aquí algunas sugerencias que pudiesen ayudarles a ser adultos financieramente responsables;

Hijos jóvenes:

Nunca es demasiado temprano y la práctica de utilizar una mesada puede ser de valor, si hace las cosas correctamente. Si su objetivo es enseñar los fundamentos, considere lo siguiente:

  • Establezca una mesada semanal que esté de acuerdo con la edad de su hijo – un niño de cinco años obtiene $5.00.
  • Relacione la mesada con algún requerimiento de tareas – Ejemplo; poner la mesa para la cena.
  • Divida la mesada en tres categorías de gasto – 1/3 para gasto inmediato, 1/3 ahorrado para alguna compra específica a corto plazo (como un pequeño juguete nuevo) y 1/3 para un objetivo a más largo plazo (como un juguete mayor).

Adolescentes:

Es a menudo la época más difícil para que sus hijos enfrenten asuntos financieros con grandes presiones, ya que muchos quieren tener lo que otros tienen, generando un stress innecesario en sus vida. Sin embargo es también la época cuando los hijos pueden comenzar a entender más sobre asuntos financieros y formar buenos hábitos.

Durante la adolescencia los artículos y actividades que desean o practican tienen un costo mas elevado, por lo tanto es una buena etapa para discutir cómo un trabajo podría ayudarles a comprar las cosas que ellos desean. Trabajos fuera de las horas escolares y trabajos de verano son una manera ideal para que los hijos aprendan que el dinero se gana, y no solamente que Mami o Papi siempre les darán. Un trabajo también puede enseñar a los hijos acerca de la responsabilidad puesto que su empleador estará pendiente de que ellos estén presentes y puntuales. En última instancia, considere pagarles por horas para que realicen más tareas en la casa e insista en que ellas sean tratadas como un trabajo.

El ayudar al hijo a tener una cuenta corriente o aún a preparar su propia declaración de impuestos les ayudará a entender que el dinero es un asunto serio y que algún día ellos necesitarán ser autosuficientes y tomar sus propias decisiones financieras.

Mantenga continua la conversación 
Este abierto a discutir sus finanzas con sus hijos. los hijos son curiosos por naturaleza acerca de lo que ellos ven a sus padres hacer y usted puede transformar esa curiosidad en oportunidades para enseñarles. Permita que ellos le observen escribiendo un cheque ó converse sobre una noticia relacionada con la situación económica actual, que le sirva de oportunidad para educarles en el tema, sin olvidar adaptarse a la capacidad de comprensión de ellos.

Regístrese a uno de nuestros seminarios financieros educativos y gratuitos durante este mes, para mayor información contáctenos al 909- 450-0757.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

top