EL INCREIBLE CASO DEL PAÍS QUE CREE TENERLO TODO. SEGUNDA PARTE

Libertad Financiera

En nuestro primer artículo de esta serie, hablamos sobre el peligro de tener una sola fuente de ingresos, tal cual lo ha hecho Venezuela durante las últimas décadas. Más bien, tratamos brevemente el riesgo de estar en la zona de comodidad producida cuando todo parece estar “muy bien”.

La deuda total de Venezuela en 2017 se estima en unos US$193,000 millones. Para muchos de los lectores esta suma o no les dice nada o les parecerá pequeña, tomando en cuenta otras cifras de otros países e incluso de empresas o personas multimillonarias. Sin embargo, el referente válido para que ese número tenga sentido es el PIB, que para este año que finaliza ronda los US$199,000 millones. Otro dato importante son las reservas internacionales, algo así como los ahorros de los que se dispone, que se han venido desplomando a unos $12,000 millones en la actualidad. Ninguna de estas dos cifras soporta ese endeudamiento excesivo.

Lo paradójico de esta situación, es que la mayor cantidad de dicha deuda se adquirió durante un largo período de bonanza, producido por los altos precios del petróleo. Peor aún no se invirtió en infraestructura productiva, sino se destinó a gastos corrientes y la estructura corrupta del estado. De manera que este endeudamiento excesivo guarda relación directa con la dependencia que tiene este país de su única fuente de ingresos, a tal punto que no le permitió ver lo que la historia ha demostrado una y otra vez: los precios de las materias primas suben y bajan. La embriaguez del dinero ciega hasta países enteros.

Lección II: Manejo adecuado del endeudamiento

Amigo no permitas que tú y tu familia vivan lo que se vive cuando caes en manos de los acreedores, evita convertirte en un esclavo moderno. Hay que aclarar que no todas las deudas son malas, y que la idea es mantenerlas bajo control y en la medida de lo posible, eliminarlas.

Lo principal es poder estar claros en un presupuesto familiar acorde con su nivel de ingreso y que le permita identificar claramente cuando vaya a tomar una deuda que a todas luces esta fuera de su alcance. Por supuesto, este instrumento debe contemplar una partida para eliminar ese pasivo dañino que le está causando pagos de intereses y estrés innecesario.

Otra estrategia útil es construir un fondo de reservas, que le permita hacer frente a situaciones económicas adversas. Si no lo tiene, estará obligado a pedir prestado y por ende continuar en la vía del endeudamiento. Muchos expertos recomiendan que este fondo equivalga de tres a seis meses de ingreso.

Si ya está endeudado lo más importante es que haga un balance de cuáles son sus deudas y comprométase, si es posible mediante un contrato simbólico con su familia, a no aumentarlas. Clasifíquelas de mayor a menor y por el interés que está pagando. Concéntrese en eliminarlas, desde la más grande y con más pago de interés y destine los fondos que se liberen a reducir las que van quedando. Cuando su balance luzca sano, sentirá una satisfacción y libertad que, exceden con creces a la frustración posterior de usar el crédito para aprovechar una “oferta”.

Ya hemos dicho que no todas las deudas son malas. Hay formas inteligentes de endeudarse, como para comprar una vivienda que encaja en nuestro presupuesto, o un curso o certificación que te va a garantizar mejores ingresos o un pago menor de renta. Dios te ha dotado de una conciencia o sentido común que tienes que escuchar, muy en el fondo de nuestro corazón sabemos, cuando estamos engañándonos a nosotros mismos.

En general mantenerse libre de deudas permite vivir con mayor paz y dormir mejor y te va a dar mayor calidad de vida. ¡Cuidado! endeudarse no es cuestión solo de tener ingresos suficientes para soportarlo, sino de aplicar principios adecuados.

Si tiene alguna consulta o comentario sobre este y otros temas de finanzas personales escribanos a:

info@educateyprospera.com o www.educateyprospera.com/contacto

A su vez lo invitamos a que se registre en uno de nuestros seminarios financieros gratuitos que se estarán llevando a cabo en Ontario y en otras ciudades del sur de California y Las Vegas, para mayores detalles contáctenos al:

(323)798-1074.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

top